Celebración litúrgica para el Adviento: «Entronización de la Biblia»

Celebración litúrgica para el Adviento: «Entronización de la Biblia»Esta celebración que presentamos está indicada para realizar durante el tiempo de Adviento.
Puede llevarse a cabo tanto en la iglesia como en una sala adecuadamente organizada.

Preparativos

Una mesa amplia con un atril preparados con sentido festivo (el atril es para colocar más tarde la Biblia sobre él; y la mesa es para colocar sobre ella la Corona de Adviento). 

Hay que adornar previamente el lugar y procurar que haya suficientes velas pequeñas para todos los asistentes. De igual modo, hay que preparar copias suficientes con los textos de la celebración para todos los participantes. 

El lugar litúrgico al inicio debe estar con escasa luz. Al encender la vela de la Corona de Adviento, se encenderán todas las luces. Entonces, colocar un cirio encendido (más grande que los demás) junto a la Biblia del atril.

Cada participante (niña o niño) deberá tener un ejemplar de la Biblia o de los Evangelios.


Procesión de entrada

Ingresaremos en silencio y en procesión en el lugar de la reunión llevando cada niño la Biblia ligeramente levantada, indicando así el tema central de la celebración; cada pequeño irá acompañado a los lados por sus papás que llevarán un cirio encendido. Una vez realizado el ingreso, quien presida invita a la participación.

1. Monición Inicial

La primera comunidad cristiana se reunía asiduamente para la lectura, escucha y enseñanza de la Palabra de Dios. Siguiendo su ejemplo, nos hemos reunido hoy, como comunidad cristiana, para dar realce a la Palabra de Dios escrita en la Sagrada Biblia y preparar así nuestro corazón y nuestras obras para recibir al Señor en la próxima Navidad. Invoquemos la ayuda del Espíritu Santo que nos quiere enseñar el verdadero camino de la Salvación a través de la lectura de la Palabra de Dios y de la venida de su Hijo, Jesús. Iniciemos con gozo nuestra celebración cantando un cántico a la Palabra de Dios.

(Mientras se canta la canción del apartado siguiente, quienes hayan sido designados para ello llevarán en procesión la Sagrada Biblia y la Corona de Adviento entre dos cirios para colocarlas sobre el atril y sobre la mesa).


2. Canto

Dios nos ha hablado

Dios nos ha hablado
en un libro santo,
Palabra Divina
que nunca pasará.
Biblia sagrada,
libro de esperanza
nos muestra el camino
la vida y la verdad

(Bis)

Jason Leveque: Ven y sígueme 1, tema 2, p. 18


3. Saludo y oración


V/. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

R/. Amén

V/. El Señor esté con vosotros.

R/. Y con tu espíritu

Oración

Dios Padre nuestro, lleno de ternura y misericordia, que por Jesucristo tu Hijo, ordenaste a los apóstoles predicar el Evangelio a toda criatura, concede a quienes nos preparamos para el nacimiento de tu Hijo en la próxima Navidad un deseo ardiente de escuchar tu Palabra y de obedecerla. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

R/. Amén.


4. Bienvenida y Bendición de la Corona de dviento.

Monitor: Queridos padres y queridos niños: se acerca la gran fiesta de Navidad, la fiesta del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo en Belén y en cada uno de nuestros corazones. Preparémonos para recibir a nuestro Salvador reunidos en torno a esta corona de Adviento, que representa su venida al mundo.

Oración: Bendice, Señor, esta corona, que sea para nosotros medio para preparar nuestra alma para recibirte. Que al ver su forma veamos que tú, Dios eterno, eres el principio y el fin de todo cuanto existe, y que su verde follaje nos recuerde la esperanza de llegar a recibirte cuando vengas al mundo en la Navidad.

(Se enciende la primera vela)

Que al ir encendiendo cada una de sus velas se disipen las tinieblas del pecado y comience a clarear la luz de tu presencia en nuestras almas. Que por el espíritu de oración, penitencia y sacrificio, la caridad en nuestra vida nos prepare para recibirte y anuncie a los que nos rodean tu presencia entre nosotros. Por Jesucristo Nuestro Señor.

R/. Amén.

5. Lectura de la Palabra de Dios.

Monitor: Escuchemos ahora la Palabra de Dios.

(Puede leerse esta lectura u otra que se considere más conveniente).

Lector: Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (Lc 21. 25-36).

Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas. Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad animo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación. Les añadió una parábola: "Mirad la higuera ytodos los árboles, al verlos sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca. Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por el libertinaje; por la embriaguez y por las preocupaciones de la vida, y venga aquel día de improviso sobre vosotros, como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan la faz de la tierra. Estad en vela, pues orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pié delante del Hijo del hombre.

Lector: Palabra del Señor.

R/. Gloría a Ti, Señor Jesús.


Reflexión

¡Qué tiempo tan apto el del Adviento para penetrar en la grandeza de la vocación cristiana! Nos llenamos de asombro al pensar en el misterio de la Encarnación. Dios en su decisión amorosa de salvar al hombre quiere hacerse uno de nosotros: siendo Dios se anonadó a sí mismo haciéndose siervo, y en todo, menos en el pecado, semejante al hombre…Y lo hace por amor a cada uno de nosotros…Ante este ejemplo de humildad y de amor, ¿quién no se va a enamorar de Cristo, quién no le va a pagar amor con amor?

Os animo a que preparéis en vuestra casa una corona de Adviento semejante a ésta para vivir en familia la preparación de la Navidad, encendiendo cada domingo una vela, que significa que el Salvador está ya un poco más cerca. Así, cuando llegue en la Noche Buena, nos llenaremos de su Amor y de su Bondad y podremos llevar la Alegría el mundo.


6. Compromiso


Monitor: Pongámonos en presencia de Dios y meditemos dejando una pausa de silencio después de cada pregunta:

  • ¿Cómo voy a preparar mi corazón para vivir este período de espera del Señor? (pausa).
  • ¿Hemos hecho algún plan concreto para vivir el Adviento en nuestra familia? (pausa).
  • ¿Pienso si me conviene preparar mi corazón acercándome en el Adviento a recibir el Sacramento de la Penitencia?

(Pueden hacerse otras preguntas)

Monitor: Señor, gracias por reunirnos una vez más en torno a esta corona. Ayúdanos a vivir intensamente este Adviento y a prepararnos para recibirte. Por Cristo Nuestro Señor.

R/. Amén.


7. Canto

(A continuación se puede cantar este u otro villancico)


Nos prometió un redentor


La la, la, la, la la la la la la (estribillo)


Dios nunca nos abandona,

nos prometio un redentor,

es María nuestra Madre

quién nos muestra al Salvador.

Jesús se hace pobre y niño

porque así lo quiso Dios.

Está siempre a nuestro lado

y nos acerca al amor.

la la, la, la, la la la la la la

la la, la, la, la la la la la la

Un día conquistaremos

el tan apreciado don,

veremos a nuestra Madre

y gozaremos de Dios.

la la, la, la, la la la la la la

la la, la, la, la la la la la la

Mercedes Escrivá de Romaní: Ven y sígueme 2, tema 4, p. 34


8. Oración de los Fieles

Monitor: Señor, que por medio de tu Palabra hecha carne nos dejaste el Testamento de tu amor, escucha las súplicas que ahora te dirigimos:

Todos respondemos: Que tu Palabra, Señor, renueve nuestro amor hacia Ti.

(Las peticiones pueden ser leídas por varios de los participantes.)

  1. Pidamos por la Iglesia, encargada de anunciar la Palabra de Dios, para que con la ayuda del Espíritu Santo enseñe y difunda las maravillas de tu amor. Roguemos al Señor.
  2. Por el Papa N., para que su misión evangelizadora llegue a todos nosotros y la acojamos con obediencia y fidelidad. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestro Obispo N., pastor de la Iglesia local, para que el Señor le brinde fuerzas y sabiduría para difundir la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.
  4. Para que cada padre y cada madre de familia sea testimonio vivo para sus hijos en la lectura y en la práctica de la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Por todos los aquí presentes para que por medio de la escucha de la Palabra y la participación en los Sacramentos, podamos dar abundantes frutos de fraternidad, alegría y solidaridad. Roguemos al Señor.
  6. Por los niños aquí presentes para que se esfuercen con gusto en la lectura de la Palabra de Dios en familia. Roguemos al Señor.

Oración: Escucha, Padre celestial, las oraciones de tu Iglesia, da tu fuerza a cuantos predican el Evangelio en el mundo, llénalos de tu amor para que siembren tu Palabra en la alegría y todos los pueblos lleguen al conocimiento de tu verdad. Por Jesucristo nuestro Señor.

R./ Amén.


9. Entrega de la Palabra de Dios a los niños y niñas

(Los padres de familia, con su hijo o hija, se acercan hacia quien dirige la celebración, le entregan a él la Biblia, para que en nombre de la Iglesia a su vez la entregue al niño/a, acción que será acompañada de un cierto consejo personal espontáneo).


10. Padre Nuestro


Monitor: Con la misma alegría de sentirnos hermanos, constructores de una comunidad cristiana llamada a crecer y a dar frutos abundantes, nos dirigimos a nuestro Padre Dios diciendo:

Padre Nuestro...


11. Rito de la Paz


V/. Señor Jesucristo, que dijiste a los apóstoles la paz os dejo, mi paz os doy, no tengas en cuenta nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia y conforme a tu palabra concédenos la paz y la unidad. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R/. Amén

V/. La paz del Señor esté siempre con vosotros.

R/. Y con tu espíritu.

V/. Como hijos de un mismo Padre démonos un saludo fraterno como expresión de amistad, de paz y de alegría.


12. Despedida y compromiso

V/. Demos gracias a Dios por esta celebración y pidámosle que nos ayude a ser lectores asiduos de la Palabra de Dios con los demás miembros de la familia como medio para conocer al Señor y amarle cada día más.

V/. Podéis marchar en paz.

R/. Demos gracias a Dios.


13. Canto de salida

(Esta u otra canción)

Jesucristo me dejó inquieto

Su Palabra me llenó de luz

Nunca más yo pude ver el mundo

Sin sentir aquello que sintió Jesús. (2)

Yo vivía muy tranquilo y descuidado

Y pensaba haber cumplido mi deber

Muchas veces yo pensaba equivocado

Contentarme con la letra de la ley

Más después que mi pensamiento descansó.


*  *  *


 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Yo he vencido al mundo

Juan 16, 29-33. Lunes de la 7.ª semana del Tiempo de Pascua. Estamos llamados a vencer al mundo con nuestra fe, porque pertenecemos a Aquel que con su mue...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

Sueño con mi madre

– Lleva tu alegría a sus corazones, comparte el amor que sientes por mí y por mi amado hijo y se luz para el mundo....

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...