Celebración para preparar la Navidad

Celebración para preparar la NavidadPara participar los niños y los padres en la escuela o en la parroquia.


1. Monición inicial

Queridos papás y mamás, queridos niños y niñas: la espera más alegre en una familia es la de un hermanito. Todos estamos contentos y preparamos nuestra casa y nuestro corazón.

Nuestra Madre la Virgen María, con gozo, va a tener a su Hijo, Jesús. Le daremos una gran alegría si nosotros, que también somos hijos de la Virgen María, lo recibimos muy contentos. Vamos a pedirle a nuestra buena Madre del Cielo que nos ayude a hacerlo de la mejor manera.


*  *  *

2. Canto

Ya viene el Niñito

jugando entre flores

y los pajaritos

le cantan amores.


Ya se despertaron


los pobres pastores

y le van llevando

pajitas y flores.

La paja está fría,


la cama está dura,

la Virgen María

llora con ternura.

Ya no más se caen

todas las estrellas,

a los pies del Niño

más blanco que ellas.

Niñito bonito,

manojo de flores,

llora ¡pobrecito!

por los pecadores.

Yo te voy a hacer

una casa y techo;

huye de Belén

y vente a mi pecho.

Niñito bonito…

3. Saludo

V/. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

R/. Amén.

V/. La paz y el amor de Dios nuestro Padre, que se han manifestado en Cristo, nacido para nuestra salvación, estén con todos vosotros.

R/. Y con tu espíritu.

V/. Humildes y penitentes, como el publicano en el templo, acerquémonos al Dios justo, y pidámosle que tenga piedad de nosotros, que también nos reconocemos pecadores.

R/. Yo confieso ante Dios…

V/. Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

R/. Amén.


3.1. Canto penitencial

/Ten piedad de mí

¡Oh! Señor ten piedad.

Ten piedad de mí./

/Ten piedad,

Jesucristo, ten piedad./

/Ten piedad de mí

¡Oh! Señor ten piedad.

Ten piedad de mí./


4. Lectura de la Palabra de Dios

Lectura del Evangelio según san Lucas 2, 8-18

En la región había pastores que vivían en el campo y que por la noche se turnaban para cuidar sus rebaños. Se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de claridad. Y quedaron muy asustados. Pero el ángel les dijo: No tengan miedo, pues yo vengo a comunicarles una buena noticia, que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, ha nacido para ustedes un salvador, que es el Mesías y el Señor. Miren cómo lo reconocerán: hallarán a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre. De pronto una multitud de seres celestiales aparecieron junto al ángel, y alababan a Dios con estas palabras: Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su gracia. Después de que los ángeles se volvieron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha dado a conocer. Fueron apresuradamente y hallaron a María y a José con el recién nacido acostado en el pesebre. Entonces contaron lo que los ángeles les habían dicho del Niño. Todos los que escucharon a los pastores quedaron maravillados de lo que decían.

V./ Palabra del Señor.

R./ Gloria a Ti, Señor Jesús.


5. Puntos para la reflexión

  • La preparación de la Navidad nos ayuda a vivir con alegría esta buena noticia.
  • Al igual que los pastores debemos ir hacia Jesús y manifestarle nuestro amor.
  • Tendremos una gran alegría en el corazón si cumplimos con los propósitos renovándolos cada día.
  • El ángel dio la primera noticia del nacimiento de Jesús a los más humildes.
  • El mejor regalo llevado por los pastores al Niño fue el presentarle sus humildes dones.
  • El nacimiento de Jesús será para nosotros una gran fiesta, y nos llevará, como a los pastores, a bendecir a Dios que nos ha dado al Salvador.

6. Oración de los fieles

Al Niño Jesús, a quien los pastores encontraron con María y José, le vamos a expresar nuestros deseos y peticiones. A cada una de ellas responderemos:

R./ Escucha Señor nuestra oración.

  1. Para que los padres de familia dediquen el mayor tiempo posible a sus hijos. Roguemos al Señor.
  2. Para que todas las madres de familia reciban con gran alegría el nacimiento de un nuevo hijo, sabiendo que es un regalo de Dios y una muestra de la gran confianza que Dios tiene con sus criaturas. Roguemos al Señor.
  3. Niño Jesús, ayúdanos a entender que nuestros mejores amigos y guías en esta tierra son nuestros padres, siendo obedientes como lo fuiste Tú. Roguemos al Señor.
  4. Ayúdanos Niño Jesús a prepararte cada vez mejor nuestro corazón, para que puedas nacer en cada uno de nosotros. Roguemos al Señor.

V./ Oremos: Señor y Dios nuestro, que cada año nos alegras con el nacimiento
de Jesús, concédenos conocer sus enseñanzas para imitarlo en toda nuestra
vida. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.


7. Padre Nuestro

Sintiendo la alegría del nacimiento de Jesús, como el mismo cumplimiento de la promesa realizada por Dios, darnos un Redentor, confiando en su gran amor, nos dirigimos al Padre Dios diciendo: Padre Nuestro…

8. Rito de la paz

V/. Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: mi paz os dejo, mi paz os doy, no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

V/. La paz del Señor esté siempre con vosotros.

R/. Y con tu espíritu.

V/. Como hijos de Dios, intercambiad ahora un signo de comunión fraterna.


9. Compromiso

Mientras se canta un villancico todos los niños se acercan a darle un beso al Niño Dios y cada uno piensa en silencio lo que le va a ofrecer en la próxima Navidad.


10. Acción de gracias

Dios quiere siempre nuestro bien. Por eso nos ha enviado a Jesús, para salvarnos y darnos la alegría de su amor. Correspondamos pues a su gran bondad, viviendo la fiesta de la Navidad con un principio de solidaridad, preocupándonos también de las necesidades de nuestros hermanos.


11. Canto de salida

Ven, ven, Señor no tardes.

Ven, ven, que te esperamos;

ven, ven, Señor no tardes,

ven pronto, Señor.

El mundo muere de frío,

el alma perdió el calor,

los hombres no son hermanos,

el mundo no tiene amor.

Ven, ven, Señor no tardes...

Envuelto en sombría noche

el mundo sin paz no ve,

buscando va una esperanza,

buscando, Señor, tu fe.

Ven, ven, Señor no tardes...

Al mundo le falta vida,

al mundo le falta luz,

al mundo le falta cielo,

al mundo le faltas Tú.

Ven, ven, Señor no tardes...

*  *  *


 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Tú también te llamas Tomás

Juan 20, 19-31. Segundo Domingo del Tiempo de Pascua. Domingo de la Divina Misericordia. Es necesario salir de nosotros mismos e ir por el camino del hombr...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

El Maestro

Cuando cayeron las tinieblas sobre la tierra, José de Arimatea, habiendo encendido una antorcha de madera de pino, baj...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...